jueves, 24 de abril de 2014

Crear Políticas y Procedimientos para los técnicos de uñas.


¿Sabes de quién es la culpa si los clientes siguen llegando con niños revoltosos, hablan por sus teléfonos durante un servicio, o cancelan la cita en el último minuto? Es duro, pero es la verdad: ¡Es tu culpa! Si no te respetas a ti misma lo suficiente para educar a los clientes en tu salón, deberás culparte a ti misma cuando se violen los límites. Evita que esto suceda mediante la creación de políticas y procedimientos. Esto puede ser una hQoja de una sola cara de papel que funciona como un acuerdo entre tú y el cliente. La mitad superior se puede enumerar con lo que se les da: tu educación y experiencia, tus estándares de sanidad, todos los beneficios que traes personalmente a través del salón. La mitad inferior puede ser lo que tú esperas de ellos: que no hay niños revoltosos, no hay teléfonos móviles, y una política de cancelación de citas de 24 horas, por nombrar algunos. Configurar el tono agradablemente, con preocupación hacia el cliente, pero con firmeza. Respeta tus expectativas, y respetarán la tuya.

Exige a tus clientes pagar por adelantado las citas. Es una política a tener en cuenta cuando le das valor a tu tiempo. No puedes permitirte el lujo de que no se presenten, ni de cancelaciones. Crear una política de pre-pago de 48 horas. Un negocio que funciona de este modo hará que se eliminen todos aquellos clientes que no se presentan o que cancelan su cita a última hora. "Es un modo de mantener a la clientela que quieres. Los técnicos de uñas deben respetarse a sí mismos, contando sus huevos antes de que eclosionen!