martes, 15 de abril de 2014

GRANDES MITOS DE LAS UÑAS: Mito Nº 1

Mito 1: Las uñas necesitan respirar.

• No, no lo hacen! No hay ninguna razón para creer que las uñas deben "respirar". Las uñas no están vivas y no tienen pulmones ni tienen ninguna capacidad de absorber aire a la superficie de la uña. Este mito no tiene sentido en muchos aspectos! En resumen, las uñas NO requieren un suministro de aire externo y no respiran o exhalan. El 100% del oxígeno necesario de la matriz de la uña para crear una nueva placa de la uña proviene del torrente sanguíneo y el 0% proviene del mundo exterior.

• Todo lo que la placa de la uña necesita para crecer adecuadamente en función de brindar y / o eliminar, pasa por el flujo de sangre al área de la matriz y lecho de la uña. La matriz es donde se crea la superficie de la uña de los nutrientes que sólo pueden ser enviados por el torrente sanguíneo. Ni "aire" ni "nutrientes" pueden ser absorbidos o "alimentados" a la superficie de la uña de cualquier fuente externa.

• La humedad y los aceites de uñas naturales dejan el lecho ungueal y pasan a través de la placa de la uña más lentamente que las tasas normales, pero no están "atrapados". El contenido de humedad de la lámina ungueal se incrementa en un 10-15%, y el contenido de aceite aumenta sólo ligeramente, y ambos sirven para aumentar la flexibilidad de la placa de la uña natural.

• Los productos residuales se eliminan del área de la matriz y los tejidos circundantes por la sangre, así, no se liberan en la placa de la uña. Normalmente las placas de las uñas sanas continuarían creciendo y prosperando en un ambiente completamente libre de aire, mientras un flujo saludable de sangre en la uña se mantiene claramente ...
… Las uñas no necesitan respirar!