martes, 15 de abril de 2014

PARTES DE LAS UÑAS




Las uñas están formadas principalmente por células muertas endurecidas que contienen queratina, crecen toda la vida y tienen una serie importante de funciones:
• Protege el extremo de los dedos.
• Contribuye a la sensibilidad.
• Tiene una destacada función estética.
• Facilita el rascado.
• Refuerza la estabilidad y la propulsión del dedo.

Matriz o raíz: Es la parte donde se origina la uña, situada bajo la piel en su parte inferior.

Epinoquio: Es la estrecha franja del pliegue de la piel que parece terminar en la base del cuerpo ungueal. A veces se le llama cutícula.

Hiponiquio: Es el tejido ubicado debajo del borde libre de la uña. Constituye un sello impermeable que protege el lecho ungueal de las infecciones.

Cuerpo ungueal: Es la estructura córnea que normalmente conocemos como uña; la porción dura y translúcida compuesta de queratina.

Lecho ungueal: Es el tejido conectivo adherente que se encuentra debajo de la uña y conecta con el dedo.

Lúnula: Es la parte blanquecina en forma de medialuna que se observa casi siempre en la base del cuerpo ungueal. No todos los dedos la tienen visible. La lúnula es el final de la matriz y, por lo tanto, la parte visible de la uña viva. El resto del cuerpo ungueal se compone de células muertas.

Las uñas se pueden secar, tanto como la piel. La manicura y la pedicura son tratamientos cosméticos para darle un buen aspecto a las uñas.