jueves, 24 de abril de 2014

Saber cuándo decir "No"

Seguro que habrás oído de todo: Deberías devolverme mi dinero. (De un cliente que se hizo las uñas el viernes, pero el martes está teniendo el remordimiento de haberse gastado 35€ en sus uñas). Debes quedarte hasta más tarde o venir en tu día libre. (De un cliente que no podía encontrar tiempo para venir durante las horas de apertura de tú salón.) Debes hacer las uñas por 20€ igual que el salón de los chinos que han abierto en la calle de al lado. (Ser honestas, que seguro que todas habéis escuchado esto alguna vez.)

" Los clientes me dicen que debería usar más imprimación, que utilice otros productos, e incluso como limar”
He aprendido por mí mismo como técnico de uñas cuando es necesario saber decir no. Los técnicos de uñas necesitan saber decir no a otras personas así como a sus clientes. Debes aprender a decir no a los comerciales de ventas, a tus amigos y hasta a tu manager o jefe. “Cuando la respuesta es no, necesitas ser capaz de decirlo y respetarte lo suficiente para mantenerte firme tú misma y saber dónde están tus límites. "

Cualquier técnico de uñas con experiencia sabe que su negocio se basa en el servicio al cliente. Un salón limpio, un trabajo de calidad, y por supuesto precios justos son esenciales para un exitoso negocio, pero es la conexión personal la que asegura la lealtad del cliente. Sin embargo, la cualidad admirable de "dar el 100 % " debe incluir la advertencia de que darlo todo incluye darse el respeto que uno se merece. El respeto viene de dentro de ti. Cuando uno se respeta a sí mismo y establece límites claros, te ganarás el respeto de tus clientes.